CCOO celebra en Villarrobledo la IV Jornada de Mujeres Rurales

19.10.2021

En el marco del Día Internacional de las Mujeres Rurales, Comisiones Obreras de Castilla-La Mancha ha celebrado hoy en Villarrobledo la IV Jornada de Mujeres Rurales con el título "Liderazgo de las mujeres rurales como base para un desarrollo sostenible" donde se ha puesto de manifiesto el papel fundamental de estas para el avance social y el cambio hacia un modelo económico más sostenible.

En la apertura de la jornada, que ha tenido lugar en el salón de actos de la Agencia de Desarrollo Local, han intervenido Rosario Martínez, secretaria de Mujeres y Políticas LGTBI de CCOO CLM, Carmen Juste, secretaria general de CCOO Albacete, y Mayte Pacheco, responsable comarcal de CCOO Villarrobledo, quienes han subrayado el papel de la mujer rural como sujeto de cambio para la participación activa en el crecimiento económico, cuidado del medio ambiente y bienestar social. El sindicato promueve un nuevo modelo de desarrollo que priorice la sostenibilidad medioambiental, además de la igualdad entre mujeres y hombres, y que combata la pobreza, garantizando nuestro Estado del Bienestar y la protección social a todas las personas de la región.

Castilla-La Mancha es una comunidad con carácter rural, donde las mujeres representan el 49% de la población que vive en el medio rural, la mayoría en pequeños y medianos municipios, ha indicado Martínez, quien ha remarcado el "papel fundamental de las mujeres en el medio rural para el arraigo de las personas y de las familias. Las mujeres asientan población, son fuerza y motor de cambio para el avance social y desde luego tienen que ser necesarias protagonistas del cambio hacia la cultura de la sostenibilidad". El año pasado en la III Jornada de Mujeres Rurales ya iniciamos ese viaje de acercamiento hacia el ecofeminismo, movimiento absolutamente necesario para avanzar en justicia social e igualdad.

Asimismo, Martínez ha destacado la necesidad de crear y construir un Sistema Estatal Público de Cuidados. La pandemia ha puesto de relieve la importancia de los cuidados, tanto los que se dan en el ámbito privado y de las familias como en ámbitos públicos (centros de mayores, de menores, centros de día, centros ocupacionales,etc). Cuidados que recaen de manera muy mayoritaria sobre las mujeres.

También hay que priorizar la sostenibilidad, cuidar nuestro entorno, nuestros paisajes, nuestras fuentes de energía, eso sí, sin comprometer la capacidad de futuras generaciones. "Vimos en pandemia imágenes inéditas, animales salvajes donde nunca se habían aproximado, plantas que crecían donde llevaban años sin aparecer, una reducción sin precedentes de la contaminación".

En este sentido, Martínez ha afirmado que "tanto en los cuidados de personas, como en los cuidados de los entornos, las mujeres estamos y hemos estado ahí y especialmente las mujeres rurales".

Asimismo, la secretaria regional de Mujeres y Políticas LGTBI de CCOO ha recordado que CLM fue la primera comunidad en el Estado en aprobar un Estatuto de Mujeres Rurales en 2019 con el objetivo de reducir las brechas de género entre hombres y mujeres en el medio rural, potenciar y fomentar la titularidad compartida -somos la segunda autonomía en el número de titularidades compartidas-, así como lograr paridad en los órganos de dirección de las entidades que trabajan principalmente en el medio rural.

Además, en breve seremos también la primera comunidad autónoma en poner en marcha el Plan Corresponsables, con un 75% de inversión que va directamente a zonas rurales con el fin de evitar el despoblamiento y reducir las brechas de género. En este sentido, la secretaria regional de Mujeres de CCOO CLM ha destacado la colaboración y participación del sindicato en la habilitación profesional en cuidados. Más de 600 ayuntamientos de Castilla-La Mancha van a poner en marcha bolsas para participar en este plan.

Por su parte, la secretaria general de CCOO Albacete ha subrayado el "liderazgo de las mujeres en las nuevas realidades del trabajo, en las transformaciones sociales y económicas y en el cambio hacia un modelo productivo más sostenible". También ha hecho hincapié en la necesidad de fomentar la igualdad en las empresas, "es necesario cambiar culturalmente, que la igualdad no sea solo una obligación legal, -como va a ocurrir con los planes de igualdad-, sino que todas y todos nos concienciemos de que el modelo productivo y de relaciones laborales son mejores cuando las políticas de igualdad están implementadas en las empresas".

En esta misma línea, la responsable comarcal de CCOO Villarrobledo ha subrayado "la apuesta del sindicato por dar visibilidad al papel esencial de las mujeres rurales en el desarrollo de la región, así como su necesaria participación en la implementación de políticas de igualdad".

Las jornadas han continuado con la intervención de Mª Cristina Díaz, profesora titular en el área de Organización de Empresas de la UCLM, con la ponencia "Forjando su futuro: el emprendimiento de la mujer en el medio rural", quien ha señalado que "hay que garantizar oportunidades de empleo dignos en el medio rural y en este sentido el emprendimiento es una opción". A pesar de las dificultades y a diferencia del mundo urbano, en el mundo rural el emprendimiento está más equilibrado entre mujeres y hombres. "Si el desarrollo no es sostenible no se va a sostener, por ello abogamos por un emprendimiento sostenible y social".

A continuación ha habido una mesa de experiencias con las intervenciones de Ana Belén Flores, artesana y directora de "Manos de Lana" de Villarrobledo; Yolanda Picazo, co-presidenta de Enerxya, Mujeres con Energía Cooperativa y coordinadora de proyectos del Área de Energía de la Asociación de Ciencias Ambientales; y Rocío Torres, directora ejecutiva de Bodegas Torres Filoso de Villarrobledo. Experiencias que sirven como referencia para otras mujeres y que demuestran que es posible avanzar.

Para finalizar la jornada, Pilar Limón, de la Fundación Mujeres y técnica responsable del Programa Dana+ en Albacete, se ha centrado en el empoderamiento de las mujeres rurales a través de la mejora de sus competencias digitales, señalando la necesidad de superar la brecha digital existente en el medio rural. La empleabilidad de las mujeres en el medio rural sigue siendo una asignatura pendiente, haciendo que estas tengan que emigrar en busca de oportunidades laborales.