es

Dolorosa derrota del CBV en Gran Canaria en un flojo partido de ambos equipos. Por Roberto Granero

22.12.2021

De la esperanza a la desolación, un corto trayecto de cuatro segundos. Eso fue lo que le bastó a Alberto Moreno para dar la puntilla a El Ventero CBV. 

Lo primero que voy a hacer es pedir perdón por si alguien que lea esta crónica llegara a sentirse ofendido. Hoy ha sido probablemente uno de los peores partidos que se le recuerdan al CBV en LEB Plata. No son ni uno, ni dos, sino varios los partidos en el que se repite el mismo guión. Con el salto inicial el rival se coloca 7 u 8 puntos arriba en una salida fulgurante, a la vez que los de Manuel Jiménez "Junior" encadenan varios errores en el tiro, más las dichosas perdidas de balón. Una segunda parte del guión donde son capaces de remontar dicha diferencia y mediado el segundo cuarto, justo cuando parece que se va a romper el marcador a favor nuestro de manera clara se suceden una serie de perdidas tontas de balón que propicia el acercamiento del rival para irse al vestuario en el descanso con marcador igualado, en este caso 30 a 30. Sin ir mas lejos, eso fue lo que pasó en la anterior jornada contra Zentro Basket Madrid y exactamente lo mismo ha pasado esta jornada contra Gran Canaria. A todo esto sin mencionar la sangría en el T3 que sufrimos en los últimos partidos, solo vemos tiros desde más allá de 6,75.

Lo malo es que en el equipo contrario también saben tirar desde esa distancia.


Tercer cuarto, empieza la racha anotadora de Miguel Serrano y David Mutaff. Con cinco triples entre los dos estiran el marcador hasta los doce de ventaja. Mención especial al desastre en el rebote defensivo en la canasta de El Ventero CBV. Solo había balones para los jugadores canarios, no cogemos un rebote ni queriendo. Podríamos achacarlo a la falta de altura por la lesión que sufre Filip Knezevic, pero hoy no. Gran Canaria jugó casi todos los minutos sin sus pívots, siendo el propio Serrano el hombre más alto en pista. Jugadas consecutivas de hasta 4 y 5 rebotes ofensivos por parte de los jugadores canarios, INEXPLICABLE. Marcador al final del tercer cuarto 53-44.


En este partido Gran Canaria tampoco puede sacar grandes conclusiones, solo que lo ganó el que menos malo fue. Los últimos diez minutos siguieron el mismo patrón de errores encadenados pero esta vez en ambos aros, hasta que con el 62 a 57, y cuando parecía que ya había claro ganador El Ventero CBV se encontró con un empata a 64 y cuatro segundo por jugarse. No era fácil defender una jugada donde no puedes hacer falta pues te quedas sin tiempo para que en caso de que anotaran un solo tiro libre pudieras hacer llegar el balón a cancha contraria. La opción era clara, defender. El problema es que la pelota le llegó a un jugador especialista en penetraciones a canasta como es Alberto Moreno. Final con 66 a 64.

Derrota dolorosa por como se produjo en el final de partido, pero que siendo sinceros en ningún momento se mereció hoy el CBV.


Con solo dos victorias y nueve derrotas se antojan unas navidades duras, y queda un hueso duro el próximo día 29, miércoles a las 19:30 cuando recibamos a Hestia Menorca.

Roberto Granero-Villarrobledo