El premio María Moliner reconoce la labor de las bibliotecas municipales de Villarrobledo

11.11.2021

Las bibliotecas Municipales de Villarrobledo han recibido el prestigiosos premio María Moliner convocado a nivel nacional por el Ministerio de Cultura y que tiene por objetivo premiar a aquellas bibliotecas de municipios que lleven a cabo un proyecto único que incluya las acciones de animación a la lectura, la eficiencia y labor bibliotecaria, la integración social en su comunidad, así como el uso de las nuevas tecnologías.

Es por ello que el Alcalde Valentín Bueno junto a la concejal de educación, Caridad Ortiz han trasladado sus felicitaciones a todo el personal de este servicio por su implicación, su creatividad y por su compromiso a la hora del fomento de la lectura desde los más jóvenes a los más mayores, siendo que es la segunda vez que reciben este reconocimiento.

Destaca el Alcalde la labor que realizan los bibliotecarios y bibliotecarias con los más pequeños de la ciudad con proyectos de animación a la lectura consiguiendo que se acerquen a los libros y contando con la colaboración de los colegios en el ya consolidado Plan Lector que implica a toda la comunidad educativa.

Un trabajo que no se detuvo durante el confinamiento en unos momentos en los que los ciudadanos no podían acudir a la biblioteca y fue la biblioteca la que se acercó a los ciudadanos a través de actividades en redes sociales entendiendo que la lectura era una forma de sobrellevar mejor la situación que se estaba viviendo entonces.

Es por ello que Bueno pone en valor el "gran servicio de bibliotecas" del que dispone Villarrobledo que se encuentra ya operativo al 100 por cien, en horario ininterrumpido de 9 de la mañana a 9 de la noche y del que pueden hacer uso todos los vecinos, entendiendo la importancia de la lectura para el desarrollo y la educación de los niños y jóvenes, como alternativa también a las nuevas tecnologías y también para los mayores, pudiendo viajar y soñar a través de los libros.

Por su parte, Irene Gómez, trabajadora del servicio señala que para todos los que cada día trabajan en las bibliotecas de Villarrobledo, este premio ha sido muy ilusionante y motivador ya que reconoce el esfuerzo que realizan por seguir proponiendo actividades y alternativas a todos los ciudadanos de Villarrobledo.

Irene Gómez señala que en concreto el proyecto premiado con el María Moliner es el que desde las se lanzó con motivo del día de las bibliotecas del año pasado y que se llevó a cabo junto a la Asociación de Comerciantes, ADECOV. Un proyecto denominado "Días Sin Tí" en referencia al libro del miso nombre de la autora Elvira Sastre.

Así se escogieron ocho fragmentos de este libro que en ese momento de crisis sanitaria y restricciones era muy significativo, colocándose en grandes carteles en diferentes comercios de la localidad, creando una ruta literaria para seguir por orden el relato, que daba comienzo en una de las librerías y que terminaba en la propia biblioteca.

Explica Irene Gómez que tuvo muy buena acogida y que a raíz de esta acción fueron muchas las personas que se volvieron a acercar a la biblioteca, consiguiendo también nuevas incorporaciones de socios, apoyando a la vez al sector del comercio que tantas dificultades tenía a raíz del virus, por no hablar de la demanda que despertó el libro de Elvira Sastre.

Un premio que conlleva un aporte económico de entorno a los 2,000 euros y que anima a todos los trabajadores a seguir trabajando, como siempre lo hacen para llegar a cuanta más gente mejor, de todas las edades.

La concejal de educación, trasladaba también sus felicitaciones a todos los trabajadores y trabajadoras del servicio de bibliotecas, destacando que sus funciones van más allá del préstamos de libros ya que se esfuerzan por conseguir que los vecinos se acerquen a los libros, ofreciendo su conocimiento en las recomendaciones y con la importante labor realizada con los más pequeños, siendo siempre un éxito las actividades de cuenta cuentos, además de la vertiente social con actividades con colectivos de la localidad. Por todo ello, Caridad Ortiz apunta que es un reconocimiento muy merecido del que Villarrobledo se debe sentir muy orgulloso.