La Unidad de Críticos de Villarrobledo está «al borde del cierre» por la falta de efectivos

03.11.2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia el déficit crónico de médicos que sufre el Hospital de Villarrobledo y que puede derivar en el cierre de su Unidad de Críticos ante el insuficiente número de ocho facultativos especialistas de Área de Anestesiología y Reanimación que contempla la plantilla orgánica.

En la actualidad, apunta en nota de prensa, el personal asociado a la Unidad de Críticos lleva realizando entre 8-10 guardias al mes, lo que sumado a la falta de efectivos y a la presión asistencial producida por la pandemia de Covid-19, todavía presente, ha sobrecargado a estos profesionales hasta la extenuación.

«Tenemos profesionales altamente cualificados dando más del 100% de sus posibilidades, están cansados por la pandemia y por esta situación de estrés laboral que es independiente de la crisis sanitaria, puesto que ya se producía antes de la misma», señala la responsable del Sector de Sanidad de CSIF Albacete, Silvia Crusat.

Asimismo, Crusat alerta que si falla esta Unidad se produce «un efecto dominó» que se extiende al resto de Servicios y prestaciones del Hospital. «¿Quién atenderá a un niño que requiere cuidados críticos, o si una cirugía se complica o ya es compleja por sí misma, o si un paciente ingresado en planta evoluciona mal y debe ser atendido en una unidad de críticos?».

Desde CSIF se insta al Sescam a realizar una buena gestión en materia de recursos humanos para evitar que esta situación llegue a producirse, y para ello se debe abordar la incorporación de un mayor número de profesionales asociados a esta Unidad de Críticos, entre ellos anestesistas e intensivistas.

«Los profesionales de este hospital ya no pueden dar más de sí y la Administración debe poner todos los medios disponibles a su alcance para poder dar salida a esta situación a la mayor brevedad posible», concluye Crusat.