SPV llevará la macrogranja de gallinas al Pleno del Ayuntamiento de Villarrobledo

05.10.2021

Desde la formación han estado trabajando durante todo el mes con las diferentes plataformas para realizar una moción que regule y rechace la instalación de macrogranjas en la localidad.

La macrogranja de gallinas ponedoras que será instalada a 3 kilómetros de Ventas de Alcolea será una de las mayores de Europa albergando a 1.400.000 gallinas, produciendo un impacto medioambiental y socioeconómico sin precedentes en la zona.

Este 5 de octubre, la coportavoz de Se Puede Villarrobledo, Miryam Mondéjar Moreno presentaba ante los medios de comunicación la moción presentada por su grupo para evitar la instalación de macrogranjas en el término municipal de Villarrobledo.

Hace un mes, desde SPV tuvieron conocimiento de la previsión de la instalación de una macrogranjas de gallinas ponedoras cerca del término municipal de Villarrobledo, a apenas 3 kilómetros de la pedanía Ventas de Alcolea. Desde ese momento, según cuenta la concejala, se pusieron a trabajar y a contactar con las diferentes personas y asociaciones con gran experiencia en estos temas que llevan años alegando la instalación de este tipo de explotaciones.

Mondéjar apunta que en España el 93% de las gallinas ponedoras provienen de ganadería industrial e intensiva y en Castilla-La Mancha, más del 80% de las explotaciones ganaderas son de este tipo de explotaciones yendo en contra de otros países de Europa en los que se está apostando por ganadería extensiva y ecológica ya que así lo exigen los acuerdos tomados por los países de la Unión Europea en la Agenda 2030 y los que España, en este tema está incumpliendo. Este aumento, tanto en número como en tamaño se traduce en un mayor impacto tanto medioambiental como social y económico. "Apostar por un mundo rural vivo debería ser primordial para fomentar la vida en la España vaciada y no proyectos que solo traen más despoblación y contaminación a nuestros campos", explicaba la concejala.

Según la concejala, no se puede consentir que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha esté adjudicando licencias para este tipo de explotaciones minando así nuestra región de macrogranjas intensivas e industrializadas que solo devalúan la tierra y que no genera puestos de trabajo a largo plazo en vez de apostar por una ganadería extensiva y ecológica más sostenible con el medio ambiente.


La instalación de este tipo de macrogranjas llevan asociadas una serie de actividades que producen impactos a la tierra y al medio ambiente como es la producción, acumulación y gestión de residuos, desechos y subproductos como envases de sustancias peligrosas, restos orgánicos y de animales muertos, estiércoles y purines que producen la contaminación por nitratos y amoniaco del suelo y del acuífero que ya está sobrexplotado y contaminado y del cual nos abastecemos, así como la contaminación atmosférica por emisiones de metano, óxido nitroso y dióxido de carbono en menor medida.

Todo esto, explica, viene a colación de la inminente construcción en el término municipal de San Clemente, a apenas 3 kilómetros de Ventas de Alcolea, de una macrogranja de gallinas ponedoras con una capacidad de 1.400.000 gallinas, siendo una de las mayores macrogranjas de España y de Europa. Su instalación va a afectar a una amplia zona de viviendas habitadas y negocios de poblaciones cercanas como Casas de los Pinos, Casas de Roldán y Ventas de Alcolea, que se verán afectadas directamente por las emisiones y olores. Al ser una macroinstalación, la propia empresa en sus informes ofrece datos de cadáveres de gallinas que se producirán al año, siendo esta la cuantía de casi 42.000 gallinas muertas al año que, según cuenta Mondéjar, si se extrapola este dato a las muertes que se producirían en un día serían 115 muertes al día, a las que habría que sumar las que se sacrificarían por terminar su ciclo reproductivo por lo que, todo esto supondría reponer el 60% de las gallinas de la explotación al año.

La zona en la que se instalará dicha macrogranja entra dentro de la Zona IBA 185 que es una Zona de Importancia para la Biodiversidad y la conservación de las Aves, las cuales tienen sus poblaciones en detrimento y están catalogadas como vulnerables en el Libro Rojo de las Especies de España.

Asociaciones de vecinas y vecinos de los municipios afectados se han unido creando una plataforma para reivindicar la no instalación de esta macrogranja, ni de ninguna otra, con una recogida de firmas a la que anima a firmar.


Miryam Mondéjar explica que por todo ello han registrado esta moción, para exigir a la JCCM que se cambie el modelo productivo de las zonas rurales. En esta moción, desde Se Puede Villarrobledo, piden que el Ayuntamiento de Villarrobledo rechace la instalación de la macrogranja entre los términos municipales de Villarrobledo y San Clemente y que inste tanto a la Junta como al Ayuntamiento de San Clemente la paralización de este proyecto, también que el Ayuntamiento exprese su rechazo frente a iniciativas de ganadería intensiva y que desde la Junta de Gobierno se inicie la elaboración de una Ordenanza reguladora de vertidos de residuos de origen animal y ganadero para evitar y regular que este tipo de macrogranjas puedan instalarse en el municipio. Por último, proponen que se modifique el Plan de Ordenación Municipal para regular los uso en el suelo no urbanizable del municipio para asegurar la preservación del medio ambiente e impedir la contaminación ambiental, del suelo y de los recursos hídricos, así como incluir Zonas de Especial Protección en el plan de ordenación.


Para terminar, Mondéjar hace un llamamiento al resto de partidos para sacar adelante esta moción y apostar por un mundo rural vivo, por un modelo de producción sostenible con el medio ambiente y que cree riqueza y puestos de trabajo de calidad para hacer frente a la despoblación que se sufre en la España Vaciada y que las macrogranjas están favoreciendo.